• Mantener tanto tus controles como demás accesorios dentro de un lugar en específico para evitar suciedad o accidentes.
  • Se recomienda limpiar tus accesorios con alcohol isopropílico y con toallitas para una limpieza profunda, puedes usar una microfibra y cotonetes para llegar a las hendiduras pequeñas donde se acumula más suciedad.
  • Retira las pilas recargables o desechables de tu control o accesorios al terminar de usarlos, es importante para un mejor rendimiento y evitar un accidente en tu zona de carga.